Cómo se otorgan las estrellas de los hoteles

Cómo se otorgan las estrellas de los hoteles

Si eres un verdadero viajero seguro que en alguna ocasión te ha entrado la duda por saber de qué depende que un hotel tengo 1, 2, 3, 4 o 5 estrellas. Y sobre todo, ¿quién se encarga de otorgar esta evaluación?

Si nos dan a elegir, seguramente preferiremos quedarnos en un hotel de 5* que de 4*, pero, ¿por qué? ¿Tanta diferencia hay entre una calificación y otra?

Aquí te cuento cómo se otorgan las estrellas de los hoteles y por qué quizás no son tan importantes como en un principio te imaginas.

Un estándar poco internacional

Las estrellas que con orgullo muestran los hoteles españoles no están otorgados por una organización ni tampoco por el propio Estado, sino que dependen de cada comunidad autónoma.

Es decir, que a diferencia de otras clasificaciones, como la que nos encontramos en las Estrellas que otorga la Guía Michelín a los mejores restaurantes del mundo, esta clasificación hotelera es heterogénea internacionalmente y varía mucho de un país a otro.

En España, aunque están sujetas a normativas de cada comunidad, al menos tenemos un criterio común muy homogeneizado y aparte de una serie de requisitos mínimos, la clasificación va sobre todo ligada al tamaño de las habitaciones y unos equipamientos básicos.

El caso español

Requisitos para que un hotel tenga 4*

La habitación doble debe de ser de 16 m2 mínimo, la habitación individual de al menos 9 metros cuadrados, contar con un cuarto de baño (con WC y ducha) que tenga una medida mínima de 4,5 metros cuadrados, teléfono en la habitación, calefacción, aire acondicionado, al menos un ascensor y un bar en las zonas comunes y una caja fuerte en la habitación.

Requisitos para que un hotel tenga 5*

Si en España te alojas en un hotel de 5* como mínimo vas a tener una habitación doble de al menos 17 metros cuadrados, 1o metros cuadrados como mínimo en las individuales, cuarto de baño de al menos 5 metros cuadrados equipado con baño y ducha, teléfono en la habitación, calefacción, aire acondicionado, ascensor y bar en zonas comunes y caja fuerte en la habitación.

Como ves realmente son unos parámetros muy amplios que en la mayoría de casos sobre todo vienen complementados por otros servicios y extras que dan los hoteles a sus clientes y que acaban de decantar que un hotel es de auténtico lujo, o no, sin embargo, por encima de la regulación básica están algunos criterios que también tienen en cuenta las comunidades autónomas y que acaban decidiendo la puntuación final.

¿Qué estándar siguen otros países?

Depende y mucho. Algunos como Portugal siguen un criterio más parecido al de España, pero otros como Reino Unido no regulan gubernamentalmente la clasificación de los hoteles, sino que directamente la puntuación se trata de una clasificación más similar a lo que conocemos dentro de la Guía Michelín, ya que de hecho es la Asociación Automovilística de Reino Unido la que otorga estas estrellas a cada establecimiento.

Además, los hoteles son tan singulares que realmente cada uno necesitaría una clasificación mucho más exhaustiva que unas estrellas para ver si es mejor o peor que otro. ¿Cómo es la atención a los clientes? ¿Tiene buena conexión WiFi? ¿Cómo es de grande la piscina? ¿Tiene gimnasio? Hay tantos factores que pueden determinar lo recomendable o no que es un hotel para cada viajero en función a sus necesidades, que algunas organizaciones internacionales de hoteleros, han propuesto varias clasificaciones mucho más extensas  y técnicas que las ‘simples’ estrellas.

Hoteles de 6* y 7*

Llegados a este punto, no sería una locura plantearnos si un hotel de 4* o de 5* puede ser mejor que uno de 6* o 7*. Lo cierto es que podría, claro.

Hay muy pocos hoteles en el mundo que tengan 6* y 7*, pero la mayoría están en países con una regulación hotelera mucho más permisiva que la que nos encontramos en España, ya que aquí legalmente un hotel tan solo puede tener hasta máximo de 5*.

En Europa, el único hotel con una categoría 7* es el Town House Galleria de Milán y fue el primer 7* del mundo. En este caso el certificado de excelencia fue otorgado por una certificadora Suiza que estableció unos estándares para dar este grado de excelencia.

Hotel 7* Burj Al Arab

Luego se han ido sumando otros nuevos hoteles en el mundo, como el famoso Burj Al Arab Jumeirah de Dubái, el Emirates Palace Hotel de Abu Dabi, el Laucala Island Resort de Fiyi o el Pangu 7 estrellas de Pekín, entre otros.

Por supuesto, tienen un precio elevadísimo y algunas comodidades muy particulares, como mayordomo 24horas, servicio de transporte en helicóptero, alquiler de limusina y, por supuesto, opulentas suites de cientos de metros cuadrados y las más altas calidades.

La relación entre estrellas y precio

Hay relación, por supuesto, pero aunque lo general es que un hotel 5* sea más caro que uno de 4*, en muchas ocasiones he publicado ofertas de hoteles 5* en España a un precios increíbles.

No es ni mucho menos necesario dejarnos un dineral para pasar algunas noches en un hotel de lujo 5* en Madrid y en unas fechas tan señaladas como Navidad.

Mira esta oferta que publiqué hace tan solo unos días:

Navidades de lujo en Madrid: Hotel 5* diseño por 41 € p.p/noche

41 euros por persona y noche por alojarse en un hotel tan exclusivo y espectacular como el Puerta de América 5*. Desde luego, si quieres dormir en hoteles de lujo y desconectar durante las próximas vacaciones, permanece atento/a a las ofertas que vaya publicando porque estoy encontrando un montón de chollos de hoteles de lujo tanto de 4* como 5* en toda España.

Un saludo,

Vanesa

 

Pincha aquí y suscríbete a nuestra newsletter