Estas son algunas de las etapas más bonitas del Camino de Santiago

Estas son algunas de las etapas más bonitas del Camino de Santiago

Hay muchos motivos para hacer el Camino de Santiago. Hay quienes tienen una fuerte convicción espiritual, quienes lo realizan para cumplir una promesa o quienes lo toman como un viaje perfecto para vivir una experiencia inolvidable. Descubrir una tierra maravillosa y llegar a rincones donde no se puede llegar de otra manera, disfrutar de la naturaleza, los bosques o las aldeas por las que transcurre el Camino son también motivos de peso.

A la hora de elegir qué ruta hacer, lo primero que hay que tener en cuenta es el tiempo disponible, la cantidad de kilómetros que se desea recorrer y el punto de partida. Otra recomendación es valorar si hay alguna etapa concreta que se desea hacer, ya sea por interés religioso, histórico, cultural, natural…

A continuación te desvelamos algunas de las etapas más bonitas del Camino de Santiago.

 

 

De Palas de Rei a Arzúa

Es una de las etapas más recomendadas por los peregrinos. Forma parte del Camino de Santiago desde Sarriá  y tiene una distancia de 28,5 kilómetros. Es bastante exigente físicamente, no solo por su cantidad de kilómetros, también porque hay bastantes cuestas.

Sin embargo, la recompensa bien merece la pena, ya que a través de esta etapa el peregrino pasará por grandes y frondosos bosques, puentes medievales y lugares como la iglesia de San Julián, que data del siglo XII.

 

De Arzúa a Rúa

A continuación, la siguiente etapa después de la que acabamos de mencionar va desde Arzúa hasta Rúa y gusta mucho a los peregrinos porque atraviesa por el centro de numerosos pueblos y aldeas muy pintorescos y con un paisajismo maravilloso.

Calzada, Brea o Santa Irene son algunas de las localizaciones de cuento por las que transcurre esta etapa del Camino de Santiago que comienza en Sarriá y que probablemente es uno de los recorridos más conocidos. Esto tiene la ventaja de que se encontrarán muchos peregrinos por el Camino, lo que aumenta la sensación de seguridad e incluso se pueden hacer lazos de amistad.

 

De Arcade a Pontevedra

En el Camino de Santiago Portugués desde Tui una de las etapas más bonitas es la que va de Arcade a Pontevedra. Esta etapa comienza con la experiencia de atravesar el Ponte Sampaio, un espectacular puente de piedra que cruza el río Verdugo y que tiene un gran valor histórico y monumental. Además, también se podrán visitar parroquias como la de Figueirido o la de Santa Comba de Bértola.

Finalmente, la recompensa del final de la jornada llega en Pontevedra, una capital de provincia hermosísima y también una de las ciudades más bellas de Galicia, con grandes monumentos y calles empedradas.

 

De Padrón a Santiago de Compostela

Pero si hay una etapa que queda en el recuerdo de los peregrinos, esa es la que va de Padrón a Santiago de Compostela. Se puede hacer siguiendo el Camino Portugués (ya sea desde Tui, desde Baiona o desde otro punto) y tiene la gran ventaja de pasar por Iria Flavia, donde existe la primera catedral de Galicia (hoy en día una colegiata preciosa) y que encierra un secreto: en su cementerio está la tumba de Camilo José Cela.

Merece la pena prestar atención también al parque natural Xirimbao, donde, si el tiempo lo permite, parar a comer algo en plena naturaleza puede ser un placer.

El final de esta ruta es, sencillamente, lo mejor de todo el Camino: la Plaza del Obradoiro te espera.

Pincha aquí y suscríbete a nuestra newsletter