Mi experiencia: Los 5 protocolos sanitarios en los hoteles que he encontrado este verano

Mi experiencia: Los 5 protocolos sanitarios en los hoteles que he encontrado este verano

Aunque con cambios y mejoras para asegurar la salud de todos, viajar durante este verano de 2020 en plena nueva normalidad está siendo quizás más ‘normal’ de lo que en principio podríamos imaginar hace tan solo un par de meses. 

Durante todo el confinamiento y en las primeras fases de la desescalada, desde Exprime Viajes te contamos todo acerca de las limitaciones y los protocolos que el sector turístico estaba barajando para transportes y hoteles

Por ejemplo, desde el principio parecía bastante claro que los bufé dejarían de existir al menos hasta dentro de unos meses, o que seguramente también íbamos a tener que olvidarnos de usar las piscinas o zonas comunes de mucha afluencia en los hoteles, pero la realidad con la que me he encontrado en los viajes que he hecho durante este tiempo ha sido bien distinta, en este artículo te cuento las 5 cosas que más me han sorprendido. 

1.Check-in no presencial

No en todos los establecimientos, pero en dos ocasiones he tenido que hacer check-in no presencial durante estos meses tras el confinamiento. Uno fue en el hostal donde pasé noche para recorrer el Caminito del Rey en la provincia de Málaga, y otro en Venecia, donde me encuentro desde el pasado lunes. 

Así son las recepciones de los hoteles con el check-in presencia. Fotografía: Hosteltour

Realmente el procedimiento es sencillo, más rápido y claramente más seguro sanitaramente porque mandas los documentos por Whatsapp y la llave o tarjeta de la habitación te la dejan en una caja en recepción. 

En los hoteles en los que estuve en Mallorca y en Madrid, antes de coger el vuelo a Venecia, la recepción era la habitual, pero eso sí, obviamente todos con mascarillas, geles y solución hidroalcólicas disponibles durante el proceso y también una mampara de metacrilato de protección, por lo que aún así los protocolos son también muy estrictos y seguros

2.Precintos de desinfección

Esto me lo encontré sobre todo el en el Meliá Calviá de Mallorca, donde tienen absolutamente todo precintado para acreditar que la habitación ha sido desinfectada en cada una de sus estancias

Fotografía: Hosteltour

Al limpiar y desinfectar, las personas encargadas de la limpieza deben certificar que se ha llevado a cabo todo el protocolo poniendo el precinto tanto en las papeleras, la ducha, el propio baño, los armarios, las sillas y, por supuesto, la propia habitación en sí. 

3.Finalmente hay bufé

Esto depende de cada hotel, pero me resultó curioso estar de nuevo en un bufé en el Hotel Nuevo Boston de Madrid, donde me quedé la noche antes de volar hacia Venecia. Es una de esas cosas que hace tan solo un par de meses era impensable que viéramos hasta dentro de mucho, pero aquí comprobé cómo si se protocoliza y se siguen todas las medidas de seguridad e higiene, realmente no tiene porque ser incompatible un bufé y las prevenciones contra la covid-19. 

Eso sí, por supuesto no se trata de un bufé tal y como lo entendíamos antes de la pandemia. Si se produjeran esas escenas de gente agolpada entorno a bandejas llenas de comida sin tapar, desde luego todos nos llevaríamos las manos a la cabeza. 

Nueva realidad también en los buffet | Fuente: Ultimahora

En este caso el protocolo consistía en que tú elegías lo que quisieras comer de lo que hay disponible en el bufé, pero es un empleado el que se encarga de coger el plato, servir la comida, la bebida, etc. Es decir, no entras en contacto en ningún momento con la comida y se guarda en todo momento la distancia de seguridad con el resto de huéspedes al ser la persona encargada la que sirve la comida de bufé por nosotros. 

4.Piscinas y zonas comunes seguras:

En el hotel Meliá Calviá era el propio socorrista de la piscina el que ahora se encarga de desinfectar la tumbona cuando un huesped del hotel acaba de tomar el sol y sale de la piscina, e igual con los botones por ejemplo de las duchas que hay en los laterales. 

Ahora las toallas que da el propio hotel no se cambian tampoco en la piscina, sino que todo se gestiona desde la propia habitación

La mascarilla no es obligatoria mientras nos bañamos, tomamos el sol o estamos en definitiva quietos en un sitio, pero sí que es obligatoria si nos desplazamos por la piscina, tanto al salir o al entrar o si queremos ir a la cafetería, etc. 

En cuanto a las zonas comunes, en el caso también del Meliá ellos tienen una zona de juego para niños. Antes podían entrar menores de 5 años, ya no, ahora toman la temperatura antes de permitir el acceso y, además, han cambiado las actividades y dinámicas para que en todo momento se pueda guardar la distancia de seguridad. 

5.Accesorios y complementos en la habitación mínimos

Por último, en una de las cosas que más se nota realmente es que en la habitación nos encontramos muy pocos ‘accesorios’. Han desaparecido secadores, cafeteras, cojines… Ahora si queremos algo de esto tenemos que pedirlo bajo demanda y un empleado nos lo traerá hasta la habitación con la garantía de que ha sido debidamente desinfecado en profundidad

Terraza de la habitación donde estuve en el Meliá Calviá de Mallorca

Aunque como acabo de contarte hay muchas cosas que han cambiado en este tiempo, viendo las cosas con perspectiva y desde el optimismo, incluso con protocolos que han permitido aumentar la seguridad sanitaria de los alojamientos turísticos los cambios no son tan grandes como para que se conviertan en algo que convierta la experiencia de alojarse en un buen hotel en algo negativo, ni mucho menos. 

Ya te conté también mi experiencia tras mi primer vuelo tras el confinamiento, y la verdad que en resumidas cuentas puedo asegurarte desde mi experiencia que tener la oportunidad de viajar y descubrir nuevos destinos sigue siendo tan maravilloso como siempre

Un abrazo, 

Vanesa.

Pincha aquí y suscríbete a nuestra newsletter