“Hemos pasado el confinamiento junto a otros viajeros en Vang Vieng, un pueblecito de Laos”

“Hemos pasado el confinamiento junto a otros viajeros en Vang Vieng, un pueblecito de Laos”

Itziar y Adrià son los exprimeviajeros de mayo. Hace unos meses decidieron comenzar una aventura por Asia y desde marzo están viajando por Laos tras pasar la cuarentena en el país.

Juntos tienen un blog, Efecto Pinpilinpauxa, donde comparten sus experiencias a modo de diario de viaje.

¿Cómo surgió la idea de crear el blog? 

Yo soy periodista y trabajo como copy. Siempre escribo un diario (a mano) sobre nuestros viajes, pero mucha gente a mi alrededor, incluido Adrià, me dijo “¿Y por qué no escribes un blog para mantenernos a todos al día de vuestras cosas?”.

Y la idea de viajar por Asia… Creo que ambos teníamos muchísimas ganas de hacer un parón en nuestras vidas por unos meses, así que pusimos fecha al inicio del viaje ¡y aquí estamos!

El confinamiento os pilló en un pueblecito de Laos, ¿verdad? 

Sí, nosotros llegamos a Laos el 11 de marzo y en vista de lo que iba a pasar, nos movimos a Vang Vieng una semana después.

Se trata de un pueblecito de 25.000 habitantes extremadamente turístico y famoso por 2 cosas: los deportes de aventura y las noches de fiesta. Pero claro, cuando llegamos todo estaba cerrado, así que no vimos nada de eso.

Estuvimos 2 meses allí, en el mismo alojamiento, e hicimos una gran familia con otros viajeros que estaban en la misma situación que nosotros. Teníamos jardín y piscina y organizábamos actividades juntos dentro del recinto: barbacoas, talleres de manualidades, torneos de póker, talleres de improvisación… y solo salíamos para comprar comida, bañarnos en el río y pasear.

Taller de costura durante la cuarentena con otros viajeros

Una cuarentena en un país como Laos, tan rural y con una población tan dispersa a lo largo de su territorio, no es como en Europa. Y aunque es cierto que estábamos bastante entretenidos y acompañados, también hubo días duros. Al final, habíamos parado nuestras vidas para viajar, y estar dos meses sin moverse era a veces demasiado frustrante.

Y ahora, ¿próximo destino?

Pues ya que de momento no podemos salir del país ni por tierra ni por aire, nuestro próximo destino será Laos, pero Laos de verdad. Al final, llevamos 2 meses y medio en este país, pero realmente no hemos visto casi nada.

El 18 de mayo se abrió la comunicación entre provincias, así que ese mismo día viajamos a Vientián (la capital) junto con algunos compis de nuestro hostel y allí nos hemos comprado unas motos para recorrer el sur. ¡Tenemos todo el tiempo del mundo para descubrir este increíble país!

¿Habéis sentido el deseo de regresar en estos días?

Las ganas de volver a casa van y vienen. Hasta el 20 de marzo, había vuelos comerciales disponibles a un precio razonable, pero preferimos quedarnos aquí. Después, la embajada española nos ofreció volver a casa en vuelos fletados por otros gobiernos europeos, pero también rechazamos la oferta. Y es que si volviéramos ahora a España tampoco podríamos hacer mucho, ya que ambos estamos de excedencia y, de momento, no podemos volver a trabajar.

En general, ¿cómo vive allí la gente esta pandemia?

Pues hay de todo. La desinformación aquí es muy grande y no sabemos qué es lo que se cuenta en los medios locales.  Aunque Laos tiene mucho apoyo de China, no tiene medios para curar a la gente y cerró sus fronteras muy pronto, por lo que han sabido contener muy bien la expansión del virus. En todo el país tan solo se han registrado 19 casos, todos contagiados a través de turistas europeos. Por eso, hay quienes se tapan la cara al vernos porque tienen miedo de que les contagiemos (especialmente al principio).

Pero también hay quien te dice que en su restaurante o tienda no hay COVID y que no necesitas llevar mascarilla, o quienes nos ayudan con una sonrisa en la cara y sin pedir nada a cambio cada vez que nos ha pasado algo con la moto en mitad de la nada. Lo que es seguro es que aquí, el concepto de confinamiento es distinto. ¿Cómo van a obligarles a estar todo el día encerrados si muchos viven en casas de madera sin ventilación ni agua potable? 

¿Con qué 3 lugares a los que hayáis viajado os quedaríais?

Llegar a un consenso ha sido difícil, porque a cada uno nos gusta una cosa pero… Como destino número 1 nos quedamos, sin duda, con Siargao (Filipinas). No tiene nada que ver con los paisajes de Palawan o Malapascua, pero a los 2 nos encantó, ¡y además Adrià pudo hacer kitesurf!

Como segundo destino elegimos el fiordo de Saguenay, en Québec (Canadá). Era tan grande que hizo que nos sintiéramos muy pequeñitos, y además vimos una ballena azul, ¿qué más podíamos pedir?

Y como tercero, elegimos Laos. No sé si es porque ya llevamos mucho tiempo aquí y le hemos cogido cariño o qué, pero sus montañas, sus cuevas y sus lagunas de agua cristalina nos sorprenden cada día.

Y por último, ¿un plato de Laos que os haya enamorado?

El plato más típico de Laos es la ensalada de papaya, pero a ninguno de los 2 nos hace mucha gracia… Yo me quedo con la sopa de noodles de arroz. El único problema es que cada vez hace más calor y apetece menos comerla, ¡pero me encanta!

El plato favorito de Adrià es el “sticky rice”, un arroz blanco glutinoso que se sirve en una cestita de mimbre y se come directamente con la mano.


SEGURO DE VIAJES:

No te pierdas el descuento de un 5% en tu seguro de viajes con MONDO, incluye cobertura de cancelación por hasta 39 causas si lo deseas. Presupuesto GRATIS aquí.

¿Quieres acceder a ofertas de vuelos y hoteles exclusivas? Hazte Premium

** Exprime Viajes no vende estos billetes de avión ni reserva los hoteles, sólo publicamos diariamente las ofertas que encontramos para que puedas dirigirte a la página dónde lo hemos visto y puedas aprovecharlo!

Como los precios de los vuelos y los hoteles son tan cambiantes, el precio publicado aquí está vigente en el momento que se hace la publicación, por lo que no podemos asegurar su disponibilidad, ya que la oferta puede terminarse en cualquier momento.
Pincha aquí y suscríbete a nuestra newsletter